Pasado, presente y futuro de la ex cárcel de Caseros

En el barrio porteño de Parque Patricios se encuentra, en un predio que abarca dos manzanas, el muro perimetral de la ex cárcel de Caseros. Allí hubieron dos torres –de 22 pisos– que constituían la Unidad Penitenciaria N° 1, también conocida como la “Caseros Nueva”, en distinción a la lindante Unidad 16, la “Caseros Vieja” que aun conserva su fachada como patrimonio arquitectónico con sus almenas superiores y torretas de esquina a la espera de su pendiente puesta en valor.

La “Caseros Vieja” es una obra de los arquitectos Carlos Altgelt, Pedro Benoit, Juan Martín Burgos y Valentín Balbín, construida en 1877. Originalmente funcionó como Casa de Corrección de Menores Varones; mientras que la “Caseros Nueva” fue un lugar de detención de los presos políticos durante la última dictadura militar. Se construyó durante el gobierno de Arturo Frondizi, pero la obra finalizó recién durante el gobierno de facto de Jorge Rafael Videla.

A los cinco años de su inauguración el nuevo edificio pronto dejó de serlo tras los daños estructurales que fueron provocados en un violento motín. Y en 2000 los detenidos de ambas unidades fueron trasladados, por aquel entonces, a las nuevas cárceles de Ezeiza y Marcos Paz, dejando así cerradas definitivamente las puertas del predio penal. Y a finales de la aquella década fueron demolidas casi en su totalidad.

En 2011 el Organismo Nacional de Administración de Bienes del Estado le cedió el predio de la “Caseros Nueva” al Archivo General de la Nación (AGN) para construir allí su nueva sede. Mediante concurso se seleccionó como anteproyecto ganador al de los arquitectos platenses Deschamps, Estremera y Gavernet.

La primera etapa de la obra, que debía haber iniciado en febrero de 2015, ya tiene fecha de inauguración para 2017. Al tratarse de una construcción modular permite habilitar el edificio independientemente de las futuras obras. En total comprenderá dos bloques de ocho pisos.

Desde la demolición del viejo penal se sucedieron en varias oportunidades casos de usurpación en el predio abandonado. Esto fue manifestado por los vecinos, quienes denunciaron inseguridad en el barrio. Por ello piden accionar la obra a la brevedad y así también poder disfrutar del nuevo espacio que contará con un parque de acceso público.

Recomendá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *