Una segunda oportunidad para el transborador de La Boca

Será en mayo cuando el viejo puente Nicolás Avellaneda volverá a funcionar tras medio siglo parado. Más allá de ser único en América, todavía se desconoce la función operativa que le dará Vialidad Nacional, el organismo que está a cargo del proceso de restauración.

Se trata de un puente de estructura metálica que conecta Caminito con la Isla Maciel, el cual fue inaugurado el 31 de mayo de 1914. El icónico transbordador forma parte de la clásica postal de la zona sur porteña, pero a diferencia del contemporáneo Puente de la Mujer en Puerto Madero, no le han realizado ningún mantenimiento hace más de 50 años. Por ende, durante ese tiempo tampoco estuvo activo.

Además de su antigüedad y su valor patrimonial, sobresale por ser uno de los ocho transbordadores que aun siguen erigidos en el mundo; los otros se sitúan en España (Vizcaya), en Francia (Rochefort), en Alemania (Osten-Hemmoor y High Bridge Rendsburg) y en Reino Unido (Newport, Middlesbrough y Warrington). Y es Monumento Histórico Nacional desde 1999. Tal vez por este atractivo, que llama la atención de los turistas, se emplee como un paseo alternativo en la barquilla del transbordador, aunque todavía faltaría resolver una gran problemática: la contaminación del Riachuelo.

Cómo llegar al Transbordador Nicolás Avellaneda en La Boca

Recomendá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *