¡Al Delta en invierno! Vacaciones en Tigre

Museo de Arte Tigre
Desde 1979 el Museo de Arte Tigre es Monumento Histórico Nacional.

Tigre no se reduce simplemente a un paseo de una tarde por el Puerto de Frutos, sino que también dispone de otros circuitos turísticos relevantes. Se pueden realizar caminatas yendo por el Paseo Victorica, donde se puede visitar el Museo Naval de la Nación y el Museo de Arte Tigre, así también como hacer una parada en un café o restaurante temático. Además se puede continuar el recorrido por el Boulevard Saenz Peña, el nuevo polo de arte y gastronomía de Tigre, o asistir a una función en el Teatro Niní Marshall. Pero todavía queda algo más y precisamente se halla al otro lado del Río Luján: el Delta del Paraná.

Para conocer el potencial de Tigre hay que embarcarse al Delta en cualquier época del año. No es sólo un lugar donde convergen los deportistas de clubes de remo y regata, sino también un lugar de descanso para vacacionar o pasar un fin de semana diferente. Ubicado a sólo 32 km al norte de la Ciudad de Buenos Aires, es una excelente opción para quienes buscan desconectarse por un tiempo del ajetreo de la ciudad.

Según el tiempo que se disponga se puede vivenciar el Delta a partir de diferentes experiencias. Por un lado, el Delta cuenta con recreos y campings que están pensados para disfrutar la jornada haciendo actividades grupales y deportes al aire libre. Dicha opción es elegida comúnmente por las empresas para fomentar la unión entre sus empleados y detecar allí líderes que surgen a través de actividades de destreza. Por otro lado, presenta una gran oferta de cabañas de alquiler destinado a parejas y a encuentros entre amigos para disfrutar un fin de semana con feriado puente o, incluso, una semana completa según lo amerite la ocasión.

Vacaciones en el Delta
Las cabañas Floppy y Mora se encuentras en la primera sección del Delta.

Considerando la opción de la cabaña, y teniendo en cuenta una distancia de alrededor de media hora a bordo de una lancha colectiva desde la estación fluvial, se encuentra Cabañas Floppy y Mora, atendidas por sus dueños María y Héctor Castiñeiras. Están ubicadas en la costa del Río San Antonio —río habilitado para realizar deportes acúaticos—, en la primera de las tres secciones en las que se divide el Delta. Allí la vista desde la cabaña resulta cautivadora y relajante teniendo en cuenta su localización relativamente próxima a la Ciudad porteña. Desde temprano se puede advertir una gran variedad de embarcaciones, desde canoas y kayaks hasta catamaranes y grandes barcos de servicio como las tradicionales lanchas almacén. Éstas sólo se aproximan a los muelles privados cuando son alertados previamente a través de un pañuelo o bolsa que indica, según el código isleño, que se está interesado en la compra.

En algunas islas del Delta también se encuentran pequeños almacenes, aunque sólo cuentan con los productos básicos para el consumo diario. Se puede acceder a ellos a pie por los senderos naturales que bordean la costa atravesando, en algunos casos, arroyos y canales a través de puentes. No obstante, para encontrar mayor variedad de alimentos se puede adquirir la mercadería previamente en los comercios de Tigre y así asegurarse de contar con lo necesario para organizar las comidas previstas.

En cuanto a la forestación se puede divisar ciprés, árboles frutales y diferentes clases de palmeras. De hecho, lindante a las Cabañas Floppy y Mora se halla una extensa propiedad privada llamada “Las Palmeras”, donde justamente abunda una gran diversidad de palmeras que lo convierten, sin duda, en un original paisaje tropical.

Vacaciones en el Delta
En una hora se llega de Capital Federal a Tigre con el servicio Proa Urbana de Sturla.

Para trasladarse desde Capital y desde la zona norte del conurbano bonaerense hasta el Delta se pueden abordar las embarcaciones de la empresa Sturla en la Dársena Norte de Puerto Madero hasta la estación fluvial en Tigre (con paradas en Olivos, San Isidro y San Fernando). En tren, desde Retiro, con la línea Mitre o, desde Olivos, con el Tren de la Costa que inicia frente a la Quinta de Olivos y finaliza en las inmediaciones del Parque de la Costa. Ambas estaciones de tren se encuentran a pocos metros de la estación fluvial donde se adquiere por boletería los pasajes para el trayecto final hasta la cabaña a través de la lancha Interisleña.

Galería de vacaciones en el Delta

 

Recomendá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *