Visita a la Iglesia Ortodoxa Rusa en San Telmo

En el barrio porteño de San Telmo se halla, frente a las barrancas del Parque Lezama, la Iglesia Ortodoxa Rusa de la Santísima Trinidad. El templo, de estilo moscovita del siglo XVII, inició su obra en 1898 y fue inaugurado tres años más tarde con la presencia del ex presidente Julio Roca. Si bien fue el arquitecto noruego Alejandro Christophersen quien realizó la obra, se trata de una adaptación del diseño de su par del Santo Sínodo de Rusia, Mihail Preobrazensky; el terreno fue adquirido con dinero que donó el zar Alejandro III. Desde la década del 20 depende del Sínodo Internacional de Nueva York. Y en 2000 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

La catedral ortodoxa porteña cuenta con cinco cúpulas acebolladas de color turquesa coronadas cada una por una cruz encadenada con orientación este; la cúpula central está también coronada por una gran linterna, la cual permite el ingreso de luz y ventilación del templo. En el frontispicio posee un mosaico elaborado en San Petersburgo que remite a la Santísima Trinidad. Su ventana principal con vitraux se halla coronada por doble arcos de medio punto rematada en arcos conopial. En su interior se encuentra la primera planta, en forma de cruz griega, donde se sitúa el Iconostasio, la pared ornamentada con iconos que separa el altar del cuerpo central. La misma presenta mayólicas ucranianas y fue donada por una feligrés.

En relación a la historia de la Iglesia ortodoxa se encuentra separada de la romana desde el siglo XI tras el Cisma de Oriente y Occidente. Los romanos consideran que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo, mientras que los ortodoxos argumentan que, según el antiguo Credo, el Espíritu Santo procede del Padre y que con el Padre y el Hijo es conjuntamente adorado y glorificado.

Son más las similitudes que las diferencias, pero cabe mencionar que los ortodoxos se persignan uniendo los dedos pulgar, índice y mayor (símbolo de la Santísima Trinidad), y al hacerlo en el nombre del Espíritu Santo lo hacen primero a la derecha y luego a la izquierda. Otras diferencias radican en que el sacerdote debe estar casado previo a la ceremonia de Ordenación. No idolatran imágenes referentes a Cristo, la Virgen María y los Santos, pero sí las honran. Aquellas imágenes, entre las cuales también se hallan pasajes del Evangelio, son realizadas únicamente con figuración plana, consideradas iconos. Además los feligreses cantan sin música instrumental y la misa acontece de a pie.

Para ingresar a la Iglesia las mujeres deben hacerlo con polleras y los hombres con pantalón largo. Se puede visitar el segundo domingo de cada mes a las 15 horas. La visita guiada cuenta con un bono contribución (reservas a info@iglesiarusa.org.ar). Ocasionalmente el Casco Histórico de Buenos Aires también organiza la convocatoria en otras fechas junto a otras iglesias del barrio (consultas a visitascascohistorico@buenosaires.gob.ar).

Cómo llegar a la Iglesia Ortodoxa Rusa en San Telmo

Galería de la Catedral de la Santísima Trinidad

 

Recomendá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *